MAREOS EN LOS VIAJES, CÓMO PREVENIRLOS

El mareo del viajero o cinetosis es el que  aparece en los viajes en coche, barco, tren o en avión, y que se produce cuando los elementos sensoriales que intervienen en el mantenimiento del equilibrio, sobre todo el sistema visual y el sistema vestibular del oído,  reciben  y envían informaciones discordantes al cerebro.

Como por ejemplo, si viajamos en el coche en una carretera de curvas y leyendo un libro, el oído percibe que hay movimiento, pero la vista que está fija en el libro y no  percibe ese movimiento, interpretando el cerebro señales discordantes que conducen al mareo.Los principales síntomas que aparecen son mareos,  náuseas, vómitos, malestar, asociado a sudoración fría y palidez, puede incluso aparecer cefalea o aumentar el ritmo respiratorio, con sensación de somnolencia tras el cese del estímulo.El mareo del viajero es un trastorno muy frecuente en la población, sobre todo en niños, la máxima incidencia de aparición esta entre  2 y 12 años, pudiendo afectar al 90%  de las personas en viajes en barco, afectando únicamente al 1% de los que viajan en avión. Todas las personas sanas no medicadas pueden sufrir este tipo de mareo en las condiciones adecuadas, pero hay personas que tienen una mayor susceptibilidad como son los niños de 2 a 12 años, (es muy raro en menores de 2 años), es más frecuente en mujeres que en hombre, en las personas mayores o en personas que padezcan cuadros de vértigo o inestabilidad de origen vestibular.  Las personas que sufren migrañas son más propensas al mareo

También parece que podría que existe alguna mayor susceptibilidad de tipo hereditario.

Algunas personas ansiosas o con miedo y que piensan que se van a marear, es más fácil que lo padezcan.

 

Este tipo de mareo los observamos sobre todo en los coches, ya que es el medio de trasporte más utilizado, sobre todo en viajes con muchas curvas, pero es en el barco donde se produce con más frecuencia, sobre todo cuando hay algo de oleaje, pero también puede aparecer en viajes en tren o en avión,  en vuelos turbulentos, aunque en estos casos suelen ser más raros.

 

Existen algunos trucos para no marearse, aparte de tomar pastillas o chicles para los mareos, como son:

-Intentar ocupar los asientos delanteros en el coche, o en otros medios colocarse en la zona más estable, como es en cubierta en el centro de la embarcación, en la  zona de las alas del avión o en el tren, sentarse en los asientos de la zona media.

-Mantener la vista  en un punto fijo del horizonte.

-Evitar el calor e intentar mantener una buena ventilación, ya sea de aire exterior o aire acondicionado y hacer paradas para salir a tomar el aire.

-Incluso dormir un poco o cerrar los ojos, pueden ser  muy eficaces para evitar el mareo.

-Es conveniente evitar leer o mantener la mirada en  algo fijo dentro del vehículo.

Mantenerse hidratado. Comer algo ligero antes del viaje.

-Es fundamental evitar el alcohol, antes y durante el viaje.

-Viajar de noche o con gafas de sol se disminuye la estimulación visual, y por tanto disminuimos

las posibilidades de mareos.

 

 

 

Lo más conveniente cuando aparezca el mareo es parar el coche si es posible. Si no fuera posible, hay que cerrar los ojos y tumbarse, e intentar evitar que el vehículo haga movimientos o aceleraciones bruscas.

 

 

Habitualmente se trata de un proceso transitorio, que se va corrigiendo por efecto de la habituación o  evitando ciertos hábitos que puedan favorecer su aparición, como leer o mirar al teléfono móvil.

 

Se recomienda acudir al médico, en caso de vómitos importantes, si no mejoran los síntomas tras el cese del estímulo, o en personas mayores o con antecedentes de vértigo o inestabilidad.

 

Cuando vayamos a hacer un viaje en coche con mucho calor o a navegar en barco con la mar un poco movida es aconsejable tomar alguna medicación para prevenir la aparición de los mareos, dentro de los fármacos disponibles tenemos Chiclida( Meclozina) o Biodramina (Dimenhidrinato), ambos en formato de capsulas o chicles, que se recomiendan tomarlos por lo menos una hora antes del viaje, aunque pueden tener algunos efectos secundarios como somnolencia, sedación o visión borrosa. También es eficaz el Fenergan (Prometazina) asociada a cafeína como tratamiento preventivo.

 

Existen otros tratamientos alternativos que pueden ser eficaces como;

El Jengibre, ya sea en forma de caramelo, capsula o infusión, pueden ayudar a prevenir en mareo, incluso ayuda a disminuir las sensaciones de nauseas.

Hay otros 2 remedios eficaces para disminuir las náuseas, como tomar una infusión de Menta o chupar cubitos de hielo.

Existen algunos productos homeopáticos a base de  Cocculus o Tabacum,  que se usan para prevenir los mareos, sin efectos secundarios.

También existen unas pulseras de plástico que se colocan en el antebrazo  que presionan  un punto de acupuntura, que parece que podrían ayudar a evitar los mareos.

En algunos casos en los que no se logre una habituación natural, puede ser conveniente  realizar alguna rehabilitación vestibular específica mediante ejercicios de habituación.